Seleccionar página

La convocatoria realizada por Buenos Administradores, iniciativa de Plataforma de Pagos S.A., sorprendió por su organización y despliegue profesional, pero sobre todo sorprendió por lo original de su planteo, dotado de una transgresión liberadora.

Y con transgresión no me refiero a la genial puesta en escena de Improvisa2 que de manera divertida y aguda reflejó vivencias cotidianas de los asistentes.

El verdadero diferencial del encuentro fue marcar un contrapunto en tiempos donde lo políticamente correcto es ensalzar el rol del Estado en el control de las profesiones bajo los eslóganes de evitar excesos y proteger al consumidor.

Los distintos disertantes fueron a su turno desnudando el accionar de los poderes públicos que en muchos aspectos y en lo que respecta a la propiedad horizontal vienen sistemáticamente erosionando los principios y la práctica en los que la propiedad horizontal se funda.

Como integrante de Casiph, la cámara que agrupa a las empresas que proveen servicios informáticos para consorcios y administradores, me tocó dar testimonio de nuestra postura en estos tiempos donde el alcance de las normas se desdibuja y su aplicación cabal se torna impracticable.

Así fue que ratificamos nuestro compromiso de trabajar todos los días y de manera incansable para que los sistemas que ofrecemos compensen y neutralicen las crecientes exigencias del Estado y del mercado a fin de permitir que el trabajo cotidiano del administrador resulte, como mínimo, sostenible.

 

Lisandro Cingolani